El mundo de Pin

Si ya me lo dicen en casa, "hija mia, vives en tu mundo...". Lo que no saben ellos es lo bien que se esta alli, con mi horchatita todo el dia, no enterandome de nada y con la sonrisa en la boca. En el mundo de pin casi todo es naranja y los fines de semana se va a la playa. Hay que cerrar la boca para que no se te caiga la baba y las mantas dan mucho calor. Os invito a dar un paseo por el mundo de Pin. Bienvenidos.

martes, julio 26, 2005

La increible historia de Esmeralda Verde y GreenWoman (I)

Esmeralda Verde era una chica normal. Su vida transcurría tranquila en compañía de sus padres y de su pobrecito hermano pequeño en Atajco City. Nada hacía presagiar lo que estaba a punto de ocurrirle, pero no adelantemos los hechos...
Esmeralda cada día se levantaba a las 4 de la mañana para ir a trabajar. Era una chica muy responsable, le gustaba ir con tiempo y que no le pillaran desprevenida los enormes embotellamientos de Atajco City de camino a su trabajo en ThreeStones. Su trabajo consistía en atender vía telefónica las incidencias de incautos conductores sufridores de percances, ella estaba allí para ayudarles. Le gustaba su trabajo por eso mismo, porque se dedica a ayudar. La verdad es que Esmeralda tiene un gran corazon en el fondo, pero a veces... le pierde ese genio que tiene.

La debilidad de Esmeralda es su hermanito pequeño. En realidad no es tan pequeño, pero ella sigue viéndole así. Cuando entra en casa, el viene a saludarle contento de volver a verla. Le acerca la mano a la cara, y se la restriega de arriba abajo diciendo: "Ejmeraaaaldaaaaa ap-paaaaaaaaaaaa!!!!!
"Quita de ahí, tontidementeeeeee!!!! Ella se hace la dura y finge que no le gusta que le haga eso, pero en el fondo le encanta...
Tontidemente es un chico especial, siempre está dispuesto a ayudar a Esmeralda en cualquier cosa, aunque la mayoría de veces no lo consiga y se acabe llevando unos cuantos gritos bastante merecidos. Además Tontidemente tiene un don, la informática. Pero no hablemos tanto de él, esta es la historia de cómo Esmeralda Verde se convirtió en.... GreenWoman! (o como diría Tontidemente: Grin-guo-man)
Como de costumbre esa mañana Esmeralda se levantó para ir a trabajar ( mejor decir noche?). Las 4 de la mañana, o eso creía ella. La tarde anterior Tontidemente se había empeñado es conectar via wireless el despertador con el horno de la cocina y el video creando una vLAN y así conseguir que el despertador le avisase cuando en la tele dan el programa de Arguiñano a la vez que gratina sus berenjenas, todo sin que se le chamusquen mucho. El resultado de este experimento no fue un éxito precisamente y el despertador fue devuelto a su propietaria con un misterioso resto de queso gratinado y la alarma puesta una hora más tarde de lo habitual...
Por lo tanto realmente eran las 5 de la mañana, y Esmeralda llegaba tarde sin saberlo. Una legaña rebelde le nubló la visión y no vio la hora real a la que estaba tocando ese aparatejo de tortura infernal.
Zas! Cállate maldito ajqueroso! Que pegajoso está el despertador, a ver si lo limpio.
Entró al baño, se lavó la cara, se deshizo de su legaña y volvió a su cuarto a admirar como cada mañana el poster de su hombre. Pero que guapo que es, pensó. Como te pille, Val Kilmer, te voy a dar un meneo que te ibas a enterar... y con una sonrisa en la boca terminó de arreglarse y salió a desayunar a la cocina.
Abrió el frigorífico y vió los restos de la cena. Uhmmm... guisantes con jamon, al ataque.

Inciso. Los guisantes con jamón son el plato preferido de Esmeralda, como no podia ser de otra forma viniendo de una persona cuyo color favorito es el verde. Fin del inciso.

En ese momento es cuando de reojo vio el reloj. 5:37. Cagüenlamaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrr, que ya llego tarde!!!!! y salió de casa como alma que lleva el diablo dando un portazo. Odiaba llegar tarde, y solo había una cosa que odiara más que llegar tarde y era tener que ir con prisas en el coche de madrugada por Atajco city. Y fijo que además ese resto pegajoso del despertador iba a acabar implicando a Tontidemente en el asunto. Se iba a tener que acordar de pegarle uno de sus habituales gritos al llegar a casa por la tarde.
Bajó al garaje mientras masticaba el último trozo de jamón y es cuando vio la situación: El vecino de la plaza de garaje contígua había vuelto a aparcar de tal forma que ella ahora era incapaz de sacar el coche. Dioooooooooosssssssssss!!! hoy no!!!! Otra vez noooooooooooooo!!!
Ese grito desgarrador se oyó en todo el edificio e hizo retumbar los cimientos.57.
57 veces le habia dicho ya al hombrecillo ese que hiciera el favor de aparcar bien, las primeras más diplomáticamente, a partir de la enésima ya perdiendo la paciencia, la vigesimo tercera a grito pelado, había recurrido a la comunidad de vecinos e incluso había dejado papeles por todas las columnas desde la entrada del garaje hasta la plaza del vecino recordándole que aparcara en su sitio y no en el que ocupaba su pequeño utilitario verde.


Lo que ella no sabía que la última medida que había tomado Tontidemente para protegerla era el envío de una carta anónima en tono amenazador al vecino que decía:




"Ultima advertencia y ya le he avisao y yo no soy un traidor:

como su coche invada, anda no, con b, inbada un sólo centimetro del aparcamiento de mi ermana me beré obligado a ejecutar mi venganza. voy a huntar su coche en queso de cabrales, le doblaré la antena de la aradio pa que tenga que inventarse las noticias por las mañianas y le voy a meter un virus en el ordenador de a vordo. Ejque no le deja salir del garaje a la pobre y ya esta arta y me grita. Un beso <-- esto no, que no se lo merece por malo. Firmado: un anonimo dejconocido"

Evidentemente lo de esa mañana era una represalia. El vecino, que no era tonto, había reconocido la letra de Tontidemente. Esmeralda notaba como se iba sulfurando más y más, como le subía la temperatura, como le latía el corazon en las sienes. Se dirigió a casa del vecino y esta sería la última vez que la tomara por el pito del sereno. Justo en ese momento Esmeralda desarrolló un super poder, la ultramalaleche, que haría que a partir de ahora nadie le tomara el pelo. En menos de dos minutos su coche estaba desbloqueado, era increible, Esmeralda no se lo creía, lo que acababa de suceder era sobrenatural y sin pensarlo lo tuvo claro.
Tenía que poner la ultramalaleche al servicio de la humanidad, a partir de entonces se haría llamar GreenWoman.
Y de camino al trabajo fue pensando todos los detalles... tendría un traje verde de heroína con zapatos verdes a juego (unos muy monos que habia visto hace pocos dias y hacían que cada vez que pasaba por esa zapateria se quedara pegada al escaparate).
Iba a necesitar un ayudante... Tontidemente? No sé, ya lo pensaría mejor, tenía que mantener el anonimato y seguro que con lo espabilado que es se le escapaba. También necesitaba un medio de locomoción, y para eso su coche era perfecto, a partir de ahora le llamaré... LECHUMÓVIL .

Continuara...

(Aludidos: dejen comentarios)

PD: esto es un pequeño homenaje a mis lectores en la sombra (que sé que estáis ahí)

10 Comments:

  • At 08:50, Anonymous Anónimo said…

    Bueno, creo que la aludida soy yo. Muchas gracias por escribir algo tan gracioso sobre mi aburrida vida. Tengo que decirte que contándolo tu parece más divertida. Me encanta leerte porque de verdad me río mucho. Deberías escribir un libro, en serio. Muchos besos. ¡Ah! que te estoy votando.

     
  • At 09:16, Blogger pin said…

    jejeje, gracias a ti por leer mis tonterias y me alegro que te haya gustado, porque la verdad es que va a haber más capitulos de greenwoman y tontidemente. Lo del libro lo dejo para cuando controle mis faltas de ortografía ;)
    Un besazo de una tocaya

     
  • At 12:05, Anonymous ErTontiDeMente said…

    Ay que joderse... este... en fin... sin comentarios... (realmente me ves asi??? buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa)
    :D

    Bueno, coñas a parte te lo has currao. Me pido ser tu representante cuando escribas el libro, y asi no te demando por daños psicológicos xDDDD.

    Miedo me da la segunda parte...

     
  • At 12:07, Blogger Javifields said…

    Mi humilde contribución para ayudar a la transformación de Esmeralda Verde en GreenWoman es... ¡este estupendo traje de lechuga!

     
  • At 12:50, Anonymous Anónimo said…

    La aludida tiene que decir que muchas gracias por la idea del traje de lechuga. Realmente no tenia aún pensado como iba a ser el diseño, pero me has dado ideas. Al Tontidemente ni caso. Estoy deseando leer la segunda parte

     
  • At 13:46, Blogger pin said…

    tengo maquinados hasta el capitulo 3...

     
  • At 14:47, Anonymous Anónimo said…

    Te voy a dar alguna pista. Yo soy el emperador y Tontidemente es el aprendiz. Según él se ha pasado al lado oscuro

     
  • At 18:51, Blogger Catdo andré said…

    admiro a Greenwoman a pesar de su mal humor, en el fondo es una buena chica que da lo mejor de si misma.

     
  • At 20:28, Blogger pin said…

    ya estaba informada de eso del lado oscuro. me dices que se acaba de pasar tontidemente? si lleva ahi nosecuantos años!!!! (aunque a veces flaquea)

     
  • At 20:59, Anonymous Anónimo said…

    No,ahora por lo visto me va a hacer la competencia, aunque aún tiene mucho que aprender.

     

Publicar un comentario

<< Home